Tónico de agua de rosas

Tónico de agua de rosas

(150ml)

Este exquisito tónico de agua de rosas destiladas en Sierra Nevada limpia los poros, regula el equilibrio de la piel y ayuda a conservar el balance de hidratación natural. Limpia, descongestiona y refresca la piel de la cara y el cuello sin resecar.

INCI:

Agua de rosas* (Rosa centifolia flower water), aceite vegetal de rosa mosqueta* (Rosa officinalis rubiginosa seed oil), aceite vegetal de jojoba* (Simmondsia chinensis oil), extracto de semilla de pomelo* (Citrus paradisii seed extract), aceite esencial de palmarrosa* (Cymbopogan martinii essential oil), aceite esencial de mejorana* (Origanum majorana essential oil).

*Procedente de agricultura ecológica.

Indicaciones:

Ideal para el cuidado, la hidratación, la nutrición y la limpieza diaria de todo tipo de pieles. Es perfecto para pieles sensibles que no toleran el alcohol en la limpieza y tonificación diaria de la piel.

Uso:

Tiene dos usos diferentes según se agite el envase o no. Sin agitación: obtendremos mediante la pulverización sobre el rostro los beneficios del agua de rosas pura. Con agitación de las dos fases: mediante la unión de aceites e hidrolato (agua de rosas) obtendremos hidratación, nutrición y limpieza. Pulverizar directamente sobre la piel del rostro y el cuello o humedecer un algodón con el tónico y aplicar suavemente sobre la piel del rostro y el cuello. Agitar justo antes de su utilización. No es necesario aclarar ni retirar en el caso de usarlo para tonificar.

Propiedades:

Aceite vegetal de rosa mosqueta:

Potente regenerador celular. Rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados (linoleico, oleico y linolénico) y en vitamina A activa, que incrementan la capacidad de regeneración de la piel. Mejora notablemente la hidratación general de la piel al activar las tres barreras cutáneas: le brinda flexibilidad y emoliencia a la superficie cutánea, mejora notablemente la hidratación superficial y refuerza y multiplica la barrera de las ceramidas en el interior de la epidermis favoreciendo una hidratación profunda de la zona de la piel donde se producen las arrugas.

Aceite vegetal de jojoba:

Rico en vitamina E (antioxidante), ácido linoleico (regenerador y reestructurador) y ceramidas (recubre las células y ayuda a regular su hidratación), facilita los procesos de regeneración celular, aumenta la suavidad, la elasticidad y la firmeza de la piel y proporciona una hidratación profunda y una reestructuración del equilibrio graso de la piel.

Aceite esencial de palmarrosa:

Posee actividad astringente y descongestiva de los tejidos blandos. Potente antibacteriano, fungicida y antiviral. Indicado en acné y eccema purulento.

Aceite esencial de mejorana:

Adaptógeno cutáneo, actúa sobre el tejido nervioso, proporcionando a la piel la facultad de adaptación que necesita cuando sufre cambios de temperatura, presión, contaminación o toxinas.